jueves, 15 de octubre de 2009

Al otro lado del espejo


Apasionante, quizá morbosa e inquietante, incluso excitante. “Al otro lado del espejo” podría haber sido perfectamente el título de la nueva novela de Jesús Ferrero, El Beso de la sirena negra, porque creo que es justamente lo que nos hace ver la historia: el otro lado del espejo; ese “otro lado” en el que algún día podemos vernos reflejados. El otro lado del deseo.

Cuando Ágata, una detective privada, es contratada por una aristócrata para que encuentre a su hija Alize, no se imagina que acabará por descubrirse a sí misma y su lado más oscuro, tan dulce como amargo, tan atractivo como asfixiante, tan sabroso como venenoso.
Es un relato con escenas muy intensas, perfectamente logradas, con un cierto suspenso, con personajes de interesantes patologías psicológicas, cargado de sensaciones, en una trama que ahonda en lo profundo de nuestros deseos y atrapa hasta el final.
Pasar al otro lado del espejo puede ser un juego muy divertido pero también peligroso, incluso mortal. Todo depende de hasta dónde se esté dispuesto a llegar tras dar el primer paso.

Jesús Ferrero nació en Zamora en 1952. Pasó su infancia y adolescencia en el País Vasco y a los 18 años se trasladó a París, donde cursó estudios universitarios en Vincennes y en la Escuela de Altos Estudios. Obtuvo el Premio Ciudad de Barcelona en 1982 con Bélver Yin y el Premio Internacional de Poesía Barcarola con el poemario Las noches rojas. Actualmente vive en Madrid. Otras obras suyas son Las fuentes del Pacífico, Las trece rosas, Ángeles del abismo, El secreto de los dioses, Opium.

Ferrero, Jesús. El beso de la sirena negra. Ed. Siruela, 2009.