domingo, 29 de noviembre de 2009

Un santo en el ascensor


Me topé hace poco con una novela curiosa, que relata las vivencias y la rutina de una comunidad de vecinos en Rumanía. Con diálogos inteligentes y un toque de humor irónico, el autor crea el reflejo de una sociedad que ha vivido el paso del modelo social del comunismo al capitalismo con una perplejidad, fe ciega, o desenfreno oportunista. Aún no terminé de leerla pero sospecho que seguirá divirtiéndome inteligentemente a la vez que me adentro en la mentalidad de un pueblo para mí poco conocido.
Un santo en el ascensor es la obra que editan conjuntamente la ONG Intermón Oxfam y Editorial Icaria. Se trata de las historias de los vecinos del bloque de la calle de las Ovejas, en Bacau (Rumanía), que son el vestíbulo de este mundo que renace de sus cenizas tras la desintegración del bloque del Este.

En Un santo en el ascensor se recrean escenas como la siguiente, a las que quizá algunos estemos acostumbrados pero que son novedosas para los vecinos de esta comunidad poco habituados al capitalismo: Una joven llama a la puerta del piso del señor Toma y empieza su monólogo: “Hoy es su día de suerte, ya que ha sido agraciado con un maravilloso premio, este filtro de café valorado en trescientos cincuenta mil leis, o lo que es lo mismo, veinte dólares, ofrecido gratuitamente por nuestra empresa en el marco de una campaña promocional entre sus más fieles clientes, y le ruego que lo acepte sin ningún compromiso por su parte…” Y así, con un humor sutil, el autor va recreando la vida cotidiana de estas personas que atraviesan una especie de transición intelectual y social. Una novela interesante que despierta la curiosidad al tiempo que entretiene porque la vida misma puede resultar muy divertida al observarla desde fuera.

La novela ha recibido el Premio de la Revista “Cuvantul” a la mejor obra del año, el Premio de la Unión de Escritores Rumanos a la mejor obra en prosa del año, el Premio Magnesia Litera al mejor libro del año (nacional e internacional) en la República Checa, el Premio Magnesia Litera a la mejor traducción del año, y ha sido finalista del Gran Premio Europeo Strega.

Petru Cimpoesu es uno de los más destacados prosistas rumanos de los últimos años. Debuta en 1983 con la colección de relatos Recuerdos provincianos, galardonada con el premio de la Asociación de escritores de Iasi. Entre sus obras destacan Naturalmente (1985), Héroe involuntario (1994), premio de la Asociación de Esscritores de Iasi, Un reino por una mosca (1995), El cuento del gran bandolero (2000); premio de prosa otorgado por la Unión de Escritores Rumanos, Cristina Doméstica y los cazadores de almas (2006); premio de la revista Observador Cultural y premio de prosa de la Unión de escritores Rumanos.






viernes, 20 de noviembre de 2009

Esperando a Robert Capa

Premio de Novela Fernando Lara 2009.

Cuando uno se topa con una gran historia, una de esas que tocan el corazón, que agitan los sentidos y que te dejan pensando más allá de que todo haya pasado hace mucho tiempo, siente deseos de compartirla. A mí me pasó con esta historia sobre Robert Capa y Gerda Taro, dos fotógrafos, unidos por el destino, que fueron testigos de una etapa que marcó un antes y un después para España, y tal vez para el mundo. Tanto si conoces a estos personajes como si no, Esperando a Robert Capa es una novela que no te dejará indiferente. Supongo que esto mismo sintió el Jurado que le otorgó a Susana Fortes el conocido Premio de Novela Fernando Lara por esta historia. Y también el cineasta Michael Mann que ha anunciado que la llevará al cine.


“Siempre es demasiado tarde para retroceder. De pronto te despiertas un día sabiendo que esto no va a acabar nunca, que va a ser siempre así. Tomar el primer tren, decidir deprisa. O aquí o allá. O blanco o negro. De éste me fío, de éste no… escribía Gerda en su cuaderno mientras el tren avanzaba por campiñas entre el Rin y los Vosgos. Así describía la joven fotógrafa esa sensación de vivir siempre a la defensiva, siempre huyendo, o en medio de conflictos. Una sensación que muchos periodistas de guerra han sentido alguna vez. Gerda también sufría así el desarraigo, el haber dejado su tierra por ser judía.




La novela contiene todos los ingredientes para emocionarte: una historia de amor entre dos fotógrafos judíos que se conocen en París, en 1935; un relato apasionado de la Guerra Civil española; un homenaje a todos los periodistas y fotógrafos que se dejan la vida para mostrarnos cómo amanece el mundo cada día.

Ella, alemana de origen polaco, orgullosa, disciplinada y audaz. Él, húngaro, un superviviente nato, que se dejará robar el corazón al tiempo que intenta hacerse un hueco en el mundo de la fotografía. Eran Gerta Pohorylle y André Frieddmann, pero un día decidieron inventar un personaje: un tal Robert Capa, fotógrafo americano, rico, famoso y con talento, y ella decidió también cambiar su identidad: Gerda Taro. Se trataba de un juego, de una actuación. Robert Capa hacía las fotos y Gerda Taro las vendía por el triple de la tarifa vigente, porque sabía que la apariencia del éxito atrae el éxito. Y así fue. Tiempo atrás, André le había dicho a Gerta: “No existo. No soy nadie. Sólo un fantasma con una cámara. Un fantasma que fotografía a otros fantasmas” porque su nombre no aparecía en unas fotos publicadas. Esto no se volvería a repetir. Robert Capa se haría famoso.

Es una novela de amor, de pasión juvenil, de encuentros y desencuentros, enmarcada en un momento histórico trascendental; una historia cargada de sentimientos y emociones, narrada con una pasión desbordante que te hará sonreír y llorar.

Su autora, Susana Fortes (Pontevedra, 1959) es licenciada en Geografía e Historia por la Universidad de Santiago de Compostela y en Historia de América por la Universidad de Barcelona. Recientemente ha estado en Estados Unidos compaginando la docencia de español en el Estado de Luisiana con conferencias universitarias en la Universidad Interestatal de San Francisco. En la actualidad reside en Valencia donde imparte clases en un instituto. Con su primera novela, Querido Corto Maltés, ganó en 1994 el Premio Nuevos Narradores. En 2001 fue finalista del Premio Primavera, convocado por la editorial Espasa, con la novela Fronteras de arena. Además ha publicado Las cenizas de la Bounty (Espasa 1998); Tiernos y traidores (Seix Barral 1999), y el cuaderno de cine Adiós, muñeca (Espasa, 2002). Hasta la fecha, sus novelas han sido traducidas al francés, holandés, portugués, griego y alemán, y están en proceso de traducción al ruso. Colabora habitualmente en La Voz de Galicia y también en el diario El País, así como en revistas de cine y literatura.

lunes, 2 de noviembre de 2009

"Un vuelo con escalas"


“Mírala…Si hoy parece hasta buena persona. Está como tímida. No, más bien catatónica. Parece que le hubiera dado una parálisis facial. ¿Tendrá miedo? No, no puede ser. ¿Helena? ¡Ja! ¿A qué lo va a tener?”. Los pensamientos y las ideas de Patricia se amontonan en su cabeza al observar a su jefa Helena en la redacción de la revista para la que ambas trabajan como fotógrafas. Su relación ha resultado un desastre desde el principio y nada parece poder cambiar aquella situación tan tensa que las jóvenes viven por dentro y por fuera. Sin embargo, un viaje de trabajo las hará romper con el pasado y mirar hacia el futuro.

La nueva novela de Paz Quintero es una historia de amor pero también de superación personal. Dos mujeres de una gran personalidad y un carácter fuerte que deberán aprender a convivir la una con los defectos de la otra. Un vuelo con escalas relata una escena cotidiana con una mirada especial, con diálogos profundos, a veces falsos y dañinos, a veces dulces y sinceros. Es una historia que intercala los hechos con los pensamientos de cada protagonista, sus sentimientos, sus sensaciones, sus confusiones. La autora recrea tan bien las escenas que podemos imaginar una mirada, un gesto, un movimiento; conocer el alma de Patricia y la de Helena, sus miedos y sus ilusiones.

Paz Quintero, su autora, nació en Sevilla en 1984. Es licenciada en Artes Escénicas por la Escuela Superior de Arte Dramático de Sevilla. Con su novela Destino programado ganó en 2005 la II Edición del Premio Terenci Moix de Narrativa Gay y Lésbica. Apasionada de la literatura y del cine, ha sido guionista y protragonista del filme “Última parada”.

QUINTERO, Paz, “Un vuelo con escalas”. Editorial Odisea, Madrid, 2009.
Precio: 18,95€
Páginas: 168